La Ley Sanna (Seguro para el acompañamiento de niños y niñas) es un beneficio para padres, madres o cuidadores de algún menor de 18 años que padezca una condición grave de salud, permitiéndoles ausentarse de su trabajo, a través de una licencia médica que puede extenderse hasta por 90 días, recibiendo un subsidio que reemplace total o parcialmente su remuneración mensual, de acuerdo a ciertas condiciones.

¿Cómo es el proceso?


  1. Se emite la licencia médica e informe complementario otorgado por el médico tratante
  2. El trabajador/a debe entregar estos documentos al empleador o COMPIN (según sea el caso).
  3. El empleador deberá llevar documentos, licencia médica y demás antecedentes a la COMPIN
  4. La COMPIN debe enviar estos documentos al Departamento de Coordinación Nacional de COMPIN (DCNC)
  5. El DCNC analiza los antecedentes y luego notifica la resolución del caso
  6. El organismo encargado del pago(Mutualidades o Instituto de Seguridad Laboral I.S.L), una vez recibida la resolución, efectúa el cálculo del subsidio
  7. Finalmente, una vez hecho el cálculo, se procede al pago del beneficio por parte de la Mutualidad o Instituto de Seguridad Laboral I.S.L

¿En qué casos aplica este beneficio?


Cáncer de cualquier tipo
• Niños/as de 1 a 18 años

Trasplante de órgano sólido y de progenitores hematopoyéticos.
• Niños/as de 1 a 18 años

Aquellos que se encuentren en fase o estado terminal por cualquier causa y los cuidados paliativos (cáncer avanzado)
• Niños/as de 1 a 18 años

Accidente grave (riesgo de muerte o secuela funcional grave y permanente)
• Niños/as de 1 a 15 años


Requisitos a presentar

Trabajador/a
Dependiente:

  • Contrato vigente al inicio de la licencia médica.
  • 8 cotizaciones durante los últimos 24 meses.
  • 3 últimas cotizaciones al momento de recibir la licencia.

Trabajador/a
Independiente

  • 12 cotizaciones previsionales (últimos 24 meses)
  • 5 últimas cotizaciones al momento de recibir la licencia.
  • Estar al día en el pago de tus cotizaciones de pensiones de salud.

Trabajador/a
temporalmente Cesante

  • 12 meses de afiliación previsional (anterior a la licencia)
  • 8 cotizaciones durante los últimos 24 meses.
  • Últimas 3 cotizaciones (durantes los últimos 8 meses antes de la licencia)

Gracias a la Ley SANNA, podrás acompañar a tu hijo o hija en el momento en que más te necesita, ya que tendrás acceso a este beneficio a través de una licencia médica especial.


Infórmate más sobre la Ley Sanna en el sitio web de la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO).